#gratisnotrabajo y la conciencia periodística vía redes sociales

Hace varias semanas que una oferta de trabajo hirió el orgullo de todo el gremio periodístico. “La retribución será de 0,75 euros por artículo, debiendo contener un mínimo de 800 caracteres y estarán sujetos a unos términos de calidad basados en la ortografía, semántica y expresión“, rezaba. Ésta fue propuesta a una única profesional, Azahara Cano, quien decidió ponerla en común a través de Internet. Poco después, se obró el milagro:  las redes sociales comenzaron a bullir. Los periodistas se unieron para alzar su voz. El hashtag #gratisnotrabajo es un claro ejemplo de ello: apenas precisó de horas para convertirse en Trending Topic y, actualmente, circula por Twitter en una quincena de países.

Aunque se trata de un caso extremo,  esta oferta es el reflejo de una situación que se está convirtiendo (si es que no lo es ya) en el principal problema estructural de la profesión: la precariedad laboral. Los empresarios no están dispuestos a pagar lo que realmente vale un profesional de la comunicación mientras se lamentan de que sus beneficios disminuyen. Curioso. ¿Alguno de ellos se habrá parado a pensar que el precio que apoquinan por las informaciones puede ser directamente proporcional a la calidad de las mismas? ¿O que los lectores no son tontos y quieren artículos de interés, no cualquier información a cualquier precio?

Implantar el bajo coste en el periodismo tiene consecuencias que muchos parecen no tener claras. En palabras de Elsa González, presidenta de la Asociación de Federaciones de Periodistas: “Si degenera así el periodismo, la democracia se resiente. Somos garantes del derecho a la información de los ciudadanos. ¿Qué podemos ofrecer en esta situación? El primer perjudicado es el ciudadano. Esto debería alarmarnos“.

Sin embargo, esta coyuntura guarda una vertiente positiva. La oferta de trabajo que rebaja la labor periodística a menos del coste de un mero café lo ha puesto de manifiesto. Se trata de la existencia de una conciencia colectiva en la profesión. El movimiento #gratisnotrabajo ha demostrado que movilizarse es súmamente fácil. Así, denunciar cualquier situación de precariedad similar y compartir los trabajos que sí merecen la pena deberían ser, a partir de ahora, tareas obligatorias para todos. Pues no hay que olvidar que nosotros mismos, los periodistas, somos los reponsables de volver a poner en valor nuestra profesión.

Posted by @LaBellver

Anuncios

Acerca de 360gradospress

Agencia de servicios periodísticos y de comunicación. Offline, online. Maquetación y edición de revistas digitales y tradicionales, coberturas informativas, formación, eventos, fotografía, redes sociales, social media editors, publirreportajes, entrevistas, comunicados de prensa, gabinete de comunicación de eventos, consultoría de comunicación. Artesanos del periodismo integrados al ámbito 2.0
Esta entrada fue publicada en Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s